viernes, 17 de mayo de 2013

Un Don Divino...



Leyendo en estos dias me consegui con esta adecnota de Benedicto XVI, nuestro Papa emerito de Roma. La quiero compartir con todo uds.
"El verano pasado conocí a un sacerdote de la parroquia, quien me dijo que por muchos años no ha habido una sola vocación al sacerdocio de su parroquia. ¿Qué debemos hacer? No podemos fabricar las vocaciones, es el Señor quien los hace subir.  El sacerdote decidió hacer una peregrinación cada año, una peregrinación larga y difícil al Santuario mariano de Altötting para orar por las vocaciones, e invitó a unos cuantos a unirse  en esta intención de reunirse con él en la peregrinación y oración en común. Año tras año el número de participantes en esta peregrinación creció hasta que, finalmente, este año, todo el pueblo con gran júbilo, celebró la primera misa en memoria viva dicha por un sacerdote de la parroquia ....  
Benedicto XVI

Me parecio muy importante porque es Dios quien concede la vocacion a cada muchacho que aspira o esta en el seminario. La Vocacion de cada persona es un regalo amoroso de Dios, solo El es capaz de darla. Oremos profudamente por las vocaciones Sacerdotales. No que Dios nos regales abudantes vocaciones, sino que toda vocacion sea un Don que Dios otorga a cada comunidad.